Formación TIC para abogados.

Hace algunos días, mientras me encontraba haciendo fila frente a un punto de atención de una de tantas entidades financieras, no pude evitar prestar atención  a un par de personas que, coincidencialmente, parecían conocerse de antes y habían  resultado encontrándose en el mismo punto donde yo esperaba a ser atendido.

Intrigado, no por las quejas recurrentes de los usuarios de este tipo de entidades, sino por la manifiesta tranquilidad con la que uno de estos personajes hablaba a su par, el mayor de los dos y por lo que supe, de unos setenta y tantos años, escuche atentamente lo que éste decía:

– La situación no está como para esperar a pensionarse, uno debe labrarse su vida profesional en el sector que más le sea productivo. Prepararse y estar actualizado.

Con un poco de inquietud, continúe prestando atención a lo que su contraparte replicaba:

– Tienes razón, pero dejar de hacer lo que uno sabe, para aventurarse en nuevas tierras, no es nada sencillo. Por cierto, ¿en qué es en lo que trabajas?

Con un picaresco gesto y como si se tratara de un secreto fácil de descubrir, pero del cual nadie se había percatado, el primero de ellos replico:

– Me fui a hacer un diplomado sobre Big Data y gestión de la información. Ahora me dedico a eso.

El anterior dialogo es cien por ciento real, aunque, por el contexto de nuestra sociedad y los elementos circunstanciales en la que se presentó, no es de muy fácil recibo.

En Colombia, solo es posible encontrar 19 ofertas de empleo, de 63.406 posibles en todo el mundo[1], sobre temas concernientes al Big Data y al análisis y gestión de la información. No obstante, con estudios concluyentes de mediados del 2014[2], es posible afirmar que este innovador sector, se verá potencializado, a tal punto que, en los próximos 5 años será posible hablar de una estructura de mercado latinoamericano, que permita la incorporación laboral de más de 4,4 millones de empleos nuevos[3].

En palabras de Ignacio Larrú[4] para la revista ENTER.CO[5], la importancia del Big Data como objeto de la oferta y demanda de un nuevo mercado informático, se traduce en que:

Todos estos indicadores, junto a lo atractivo de intentar usar los datos existentes para predecir futuros comportamientos de los clientes o posibles averías en la maquinaria de la compañía, hacen que muchos recién graduados quieran emprender el camino para convertirse en data scientists[6], pero pronto descubren que no es un camino fácil, que presenta múltiples obstáculos’.
(…)
‘(A) esta dificultad de cultivar todas las habilidades necesarias, se une la falta de formación sobre comunicación y presentación de la información en los programas de grado universitario. Por este motivo los alumnos que desean enfocar su carrera corno data scientist, deben complementar su formación universitaria de grado con algún estudio de posgrado que les permita disponer del amplio arsenal de herramientas y habilidades necesarias para poder aportar valor a una organización corno data scientist‘.

Negrita hecha por el autor.

Con lo anterior, es obligatoria la referencia que se debe hacer, a  la formación de abogados que se focalizarán, laboralmente hablando, en las áreas propias del Big Data y Derecho Informático. Y es que, si bien el concepto de data scientists corresponde más estrechamente al de un analista de datos (a nivel macro), con miras a dimensionar tendencias, no podría desdeñarse la inclusión del Derecho, como disciplina académica que es, de este nuevo matiz profesional.

Desde la capacitación apropiada en el uso de medios digitales para la creación, manipulación y difusión de memoriales y expedientes en general (aristas de la denominada Informática Jurídica de Gestión), hasta la formación adecuada en la adopción de políticas y herramientas legales especializadas en la protección de datos y seguridad informática (Ejemplos claros del objeto del Derecho Informático), se garantiza que la transición de las plumillas, tinteros y papel a los teclados, pantallas y servidores sea eficaz y  sin muchas trabas.

Hoy día, la rúbrica del jurista de estar actualizado y a la vanguardia en todos los escenarios de la sociedad, se materializa y adquiere corporeidad, cuando a partir del  estudio del Derecho Informático, se instruyen abogados plenamente competentes para ello. En este sentido Enric Picanyol[7], prestigioso abogado y litigante, advierte lo siguiente:

‘Hoy todo está en la nube, hasta los procedimientos contractuales y las operaciones más complejas. Pero sin un buen conocimiento de las nuevas tecnologías de la información y el procesamiento de datos no las encontraremos o encontraremos un volumen sobredimensionado. El abogado del siglo XXI vive en el mundo de las Nuevas Tecnologías y las tiene que dominar’  (…)
‘En el siglo XXI como en la época del emperador León I, el abogado defiende el Imperio con pasión. Hoy trabaja en equipo con un fuerte componente internacional y en vez de la elocuencia de su palabra; utiliza, domina e invierte en tecnologías de la información e inteligencia artificial. Estas son sus herramientas que le hacen tan importante en la defensa del Imperio como sus soldados. Así que pónganle pasión, trabajen en equipo, internacionalícesen y aprendan bien las nuevas tecnologías’.[8]

La invitación es clara apreciados colegas, el ritualismo y los beneplácitos que se derivan de lo rígido y conservador, no pueden estancar al abogado en miras a resguardar la profesión. La tendencia no es tendencia por nada y el gusto por el nuevo conocimiento debe ser algo que nunca nos abandone.

Para concluir, les adjunto un enlace donde se les referencia la  información relacionada con la oferta de créditos condonables para profesionales, que buscan formarse en programas de posgrado en temas relacionados con gobierno en línea y en temas propios de las Tecnologías de la Información al servicio de la sociedad. Adicionalmente, también podrán encontrar el vinculo para que se informen de los programas de Especialización y Maestría, que ofrece el Departamento de Derecho Informático y Nuevas tecnologías de la Universidad Externado de Colombia.

Espero que les sea de utilidad:

Especialización en Derecho Informático y Nuevas Tecnologías.

Maestría en Derecho Informático y Nuevas Tecnologías.

https://www.icetex.gov.co/dnnpro5/en-us/fondos/fondosparaeldesarrollodeti/primeraconvocatoriadegobiernoelectr%C3%B3nico.aspx

BIBLIOGRAFIA

http://pulsosocial.com/2014/05/30/big-data-crecera-un-657-en-los-proximos-5-anos-en-latinoamerica/

Big Data en números 2014: https://docs.google.com/forms/d/1lRyLiqU9vhi4hQM5hWF0aSJTuDqSYPffldo4AgOOSU0/viewform?formkey=dGdRMDMzZmgyQ1VlaUlmRHY2SkdTMWc6MQ#gid=0

LARRÚ, Ignacio. Big data creará 4,4 millones de empleos en los próximos cinco años. Revista ENTER.CO, edición 192, Abril de 2015.

http://www-01.ibm.com/software/data/infosphere/data-scientist/

http://www.idec.upf.edu/es/seccions/idec/noticies.php?id=1421

CASTRO, Juan Diego. Juristas y computadoras. Juriscomputación S.A., San José, Costar Rica. 1992

—————————————————————————-

[1] Estos datos se dan como resultado de la búsqueda “big data” en la plataforma de ofertas de empleo de la página  www.linkedin.com. Consultada el 10 de agosto de 2015.
[2] http://pulsosocial.com/2014/05/30/big-data-crecera-un-657-en-los-proximos-5-anos-en-latinoamerica/
[3] El estudio original del Online Business School denominado:  Big Data en números 2014 se puede consultar, luego de diligenciar el siguiente formulario (propiciado así por la página del Online Business School : https://docs.google.com/forms/d/1lRyLiqU9vhi4hQM5hWF0aSJTuDqSYPffldo4AgOOSU0/viewform?formkey=dGdRMDMzZmgyQ1VlaUlmRHY2SkdTMWc6MQ#gid=0
[4] Profesor del IE Business School (www.ie.edu/es/business-scholl )
[5] LARRÚ, Ignacio. Big data creará 4,4 millones de empleos en los próximos cinco años. Revista ENTER.CO, edición 192, Abril de 2015.
[6] “Un científico de datos representa una evolución de la función empresarial o analista de datos. El entrenamiento formal es similar, con una base sólida típicamente en ciencias de la computación y las aplicaciones, de modelado, estadísticas, análisis y matemáticas. Lo que diferencia el científico de datos es la  fuerte visión para los negocios, junto con la capacidad de comunicar los resultados a líderes empresariales y de TI de una manera que puede influir, en cómo una organización se acerca a un reto empresarial. Los Científicos de datos, buscan,  no sólo hacer frente a los problemas de negocio; van a recoger los problemas de derecho que tienen un mayor valor para la organización”. Original en inglés. Tomado de:  http://www-01.ibm.com/software/data/infosphere/data-scientist/
[7] Colegiado en Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ex miembro de la Junta de Gobierno) y Legal Consultant del Estado de Nueva York. Ha sido miembro del Consejo de la International Bar Association y profesor ayudante de Derecho Internacional Privado de la Facultad de Derecho de la Universitat de Barcelona. Visto en: http://www.cuatrecasas.com/es/abogado/enric_picanyol.html
[8] http://www.idec.upf.edu/es/seccions/idec/noticies.php?id=1421

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *