Blockchain
3 de octubre de 2019

¿Blockchain está muerto?

Se han desarrollado sinnúmero de proyectos de capital de riesgo enfocados en investigación y desarrollo con el propósito de involucrar diversos modelos de negocio, sin embargo, algún sector de la doctrina ha venido presentando la teoría conforme a la cual esta tecnología estaría desapareciendo.

Por: Jhon Caballero Martinez

La cadena de bloques comprende un conjunto de tecnologías que materializa la teoría de juegos de redes a través de la estructuración de datos en un diseño mecánico criptográfico, una prueba de trabajo de tolerancia a fallos, descentralización por computación distribuida y desintermediación por consenso autónomo. De la agrupación de estos elementos, se termina dando la composición de un Libro Mayor Distribuido (DTL, por sus siglas en ingles), el cual sirve de base para la realización de operaciones o transacciones. Blockchain es tan solo una de las especies DTL que aparece con el prototipo Bitcoin y se caracteriza por la forma como organiza y cifra información.

Gracias a su modelo abierto, se han desarrollado sinnúmero de proyectos de capital de riesgo enfocados en investigación y desarrollo con el propósito de involucrar diversos modelos de negocio, sin embargo, algún sector de la doctrina ha venido presentando la teoría conforme a la cual esta tecnología estaría desapareciendo.

Se argumenta que la cadena de bloques es una exageración que no tiene más fundamento que su carácter técnico, en tanto que no tiene una aplicación real más allá del dinero. En la actualidad, esta tecnología resulta costosa e innecesaria para algunos procesos, por lo que es necesario evaluar con detenimiento el alcance empresarial que tendría en la consolidación de modelos de negocio concretos[1].

En el mismo sentido, hasta que no haya una aceptación gubernamental generalizada sobre la materia, la tecnología blockchain se definirá por su inseguridad jurídica, lo que lleva a considerarla como una inversión de alto riesgo[2]. La capacidad que tiene para ocultar la identidad de los participantes de la red y las ambigüedades sobre la propiedad de los datos del sistema, han llevado a que no tenga mayor respaldo que el de la propia red que la integra[3].

Pese al alcance que ha tenido en criptoactivos, se presentan críticas frente a los costos en comisiones transaccionales y el dominio de los mineros en el sistema, lo que hace que no exista una verdadera descentralización. Todavía existe un alto costo en el cambio de moneda fiat a criptoactivo, lo cual hace que la adquisición sea costosa y desigual.

Lea también “Las criptomonedas y su marco normativo en Colombia

El ciclo de expectativa de blockchain para negocios, presentado por Gartner en 2019, demuestra una tendencia al alza en aspiraciones de desarrollo, pero también una caída en picada cuando alcance su más alto índice. Tal parece que los criptoactivos serán la principal proyección en el mediano y largo plazo para la tecnología de cadena de bloques.

Fuente: Gartner (September 2019)[4]

Pese a lo anterior, el sector privado se ha involucrado cada vez más, Mark Zuckerberg con el proyecto Libra, Jack Dorsey con Square, Goldman Sachs y Morgan Stanley con CLSNet, JPMorgan Chase con los desarrollos de JPM Coin y Deloitte, EY y PwC con sus actualizaciones permanentes sobre auditoria en blockchain, demuestran que aún no se alcanza el pico de expectativa presentado por Gartner.

Por su parte, el Observatorio y Foro Blockchain de la Unión Europea[5] han continuado desarrollando informes temáticos e investigaciones sobre la materia. Recientemente se conformó un conglomerado de más de 100  miembros corporativos, que incluyen a IBM, Accenture, Deutsche Telekom, Ripple, ConsenSys y la Fundación Sovrinde, para conformar la International Association for Trusted Blockchain Applications (INATBA) en el territorio europeo[6].

En los términos expuestos, es imposible concluir que blockchain ha muerto. Los argumentos que han presentado sus críticos son propios de un entorno tecnológico caminante y las investigaciones futuras darán o no razón a lo que se ha manifestado. El estado del arte aún está en la etapa de consolidación y es apresurado afirmar su caducidad.

En otra perspectiva, hay un aspecto que ha llegado a desafiar la inmutabilidad y confiabilidad misma de la cadena de bloques, se trata de la computación cuántica y su potencial para enfrentar ágilmente los cálculos matemáticos unidireccionales que hoy emplea la cadena de bloques de Bitcoin como mecanismo de seguridad.

De acuerdo con una investigación publicada en la Nature International Journal of Sciencie, “las computadoras cuánticas podrán calcular las funciones unidireccionales, incluidas las cadenas de bloques, que se utilizan para proteger Internet y las transacciones financieras. El cifrado unidireccional, ampliamente implementado, se volverá instantáneamente obsoleto”[7]. Esto significaría que la cadena de bloques estaría destinada a morir de llegarse a concretar la computación cuántica, y ello se tenía previsto para dentro de diez años, pero con la publicación de un documento de Google por parte de NASA.gov (que ya ha sido retirado del público), la opinión pública ha llegado a entender que la compañía del gigante tecnológico ha alcanzado la “supremacía cuántica”, lo que se convierte en un hito de la computación.

“La cadena de bloques estaría destinada a morir de llegarse a concretar la computación cuántica”.

En este orden de ideas, el mayor reto que tiene que enfrentar la tecnología de cadena de bloques es convertirse en “blockchain cuántico” para sobrevivir a la capacidad de procesamiento de las nuevas máquinas que han de venir con el devenir industrial. De esta forma, se han propuesto teorías que se refieren al entrelazamiento cuántico como “un fenómeno en el que dos partículas se entrelazan para compartir la misma existencia […] Cualquier alteración en una de las dos partículas entrelazadas destruiría al instante el enlace. Entonces, si un usuario malicioso intentara modificar una de ellas, la otra lo identificaría inmediatamente”[8]. Tal vez esta sea la siguiente fase de desarrollo de la cadena de bloques con el fin de superar la muerte. En todo caso, es un enfoque teórico que tendría que ganar popularidad a medida que los potentes ordenadores cuánticos empiecen a masificarse.

Otros teóricos proponen buscar el desarrollo de una nueva metodología de firma digital que pueda aprovechar la criptografía simétrica cuántica ya disponible, además de la consideración conforme a la cual “los computadores cuánticos podrán minar bloques realizando un número menor de pruebas o pasos para encontrar el hash”[9], lo que implicaría mayor practicidad en la prueba de trabajo.

Así las cosas, los argumentos mayormente expuestos frente a la muerte de blockchain son fácilmente superables al observar la etapa naciente de blockchain y la forma en cómo el sector privado se está preparando para mejorar sus procesos con esta tecnología. Sin embargo, la capacidad de la computación cuántica para invertir las funciones hash de la cadena de bloques en forma eficiente, implican el desarrollo de una nueva etapa de investigación y desarrollo para enfrentar los avances de la próxima generación de computadoras.

Referencias:

[1] AMBER. Blockchain is dead. Disponible en: https://www.cimaglobal.com/Documents/Our%20locations%20docs/Australia/Events2019/Blockchain%20is%20Dead.%20Long%20Live%20Lightning%20-%20updated%20190219.pdf

[2] LAVINE, Shingo. Reflections on a Bear Market: Is Blockchain Dead? En: Medium. Disponible en: https://medium.com/ethos-io/reflections-on-a-bear-market-is-blockchain-dead-1a46686cd93e

[3] SUNDJAJA, Albert. Is Blockchain Dead? Is Blockchain the future? En: Medium. Disponible en: https://medium.com/@albertsundjaja/is-blockchain-dead-is-blockchain-the-future-80f9998ff116

[4] Gartner. Hype Cycle for Blockchain Business Shows Blockchain Will Have a Transformational Impact across Industries in Five to 10 Years. Disponible en: gartner.com/en/newsroom/press-releases/2019-09-12-gartner-2019-hype-cycle-for-blockchain-business-shows

[5] UNIÓN EUROPEA. Blockchain Technologies. En: Digital Single Market. Disponible: https://ec.europa.eu/digital-single-market/en/blockchain-technologies

[6] International Association for Trusted Blockchain Applications. Puede conocer sobre el Proyecto en https://inatba.org/

[7] FEDOROV, Aleksey, KIKTENKO, Evgeniy y LVOVSKY, Alexander. Quantum computers put blockchain security at risk. Nature International Journal of Sciencie. Doi: doi: 10.1038/d41586-018-07449-z. Disponible en: https://www.nature.com/magazine-assets/d41586-018-07449-z/d41586-018-07449-z.pdf

[8] Emerging Technology From The Arxiv. Traducido por Mariana Díaz. ‘Blockchain’ se vuelve cuántico para sobrevivir al ordenador del futuro. Disponible en: https://www.technologyreview.es/s/10211/blockchain-se-vuelve-cuantico-para-sobrevivir-al-ordenador-del-futuro

[9] ALLENDE, Marcos. Tecnologías cuánticas. En: Banco Interamericano de Desarrollo [documento en línea]. Disponible en: https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/Tecnolog%C3%ADas_cu%C3%A1nticas_Una_oportunidad_transversal_e_interdisciplinar_para_la_transformaci%C3%B3n_digital_y_el_impacto_social.pdf

Lea también:

Los vehículos eléctricos en Colombia: una contribución a la movilidad sostenible

La movilidad sostenible es uno de los elementos determinantes para la lucha contra el cambio climático. Los organismos multilaterales han hecho recomendaciones tendientes a la adopción de políticas públicas para dejar los vehículos de combustión interna y adoptar […]

Investigación legal: cómo abordar la tecnología desde una perspectiva jurídica
En un mundo cada vez más globalizado, en donde los cambios disruptivos impactan con mayor frecuencia en la sociedad, es necesario que el derecho se mantenga a la vanguardia, adentrándose al entendimiento de los fenómenos de la cuarta revolución industrial […]

 

Reconocimiento facial ¿El regreso de la criminología positivista?
Una de las teorías más debatidas en la criminología, ha llegado a tomar relevancia en la actualidad con los nuevos matices de la tecnología. El reconocimiento facial podría ser una noción moderna de los planteamientos de Lombroso.