Criptoactivos
7 de mayo de 2019

Las criptomonedas y su marco normativo en Colombia

Un análisis de las fuentes normativas e interpretativas sobre criptomonedas en Colombia, a fin de definir la normatividad aplicable.

Por: Jhon Caballero Martinez

Introducción

Las criptomonedas se han convertido en uno de los temas más sonados y controversiales de los últimos años, sus características de volatilidad y de falta de seguridad jurídica, han llevado a que sea un activo subyacente apetecido para realizar negociaciones.

El 03 de enero de 2009, nace el primer algoritmo que creó un nuevo sistema de pagos descentralizado, buscando eliminar a los intermediarios hasta el punto que fuese posible. La criptomoneda Bitcoin (BTC) llegó a revolucionar la forma en la que se realizaban las transacciones, hasta entonces, eliminando a los intermediarios financieros y el componente estatal.

El formato de dominio público que adoptó bitcoin, permitió la reproducción de otras criptomonedas bajo el mismo sistema descentralizado, basado en la tecnología de cadena de bloques. Después de todo, Bitcoin fue solo el primer prototipo que, para algunos, era susceptible de ser mejorado todavía más. Sin embargo, debido a la naturaleza del diseño que le dio origen, es imposible modificar el algoritmo original sin tener el consenso del más del 80% de la red de nodos que la integran.

Es así como, en la actualidad existen más de 1.500 criptomonedas en el mercado, compuesta cada una de ellas por una red independiente y una tecnología de diseño que difiere entre mejoras y modificaciones del prototipo original.

La seguridad jurídica

En el año 2013, se da el primer litigo relacionado con criptomonedas, en Estados Unidos. La operadora de fondos, Texas-based Bitcoin Savings & Trust, se ve involucrada en una conducta de apropiación indebida de fondos, en donde la defensa manifestó que Bitcoin no era una moneda. El juez moderó el argumento, considerándolo como un medio de cambio (Securities and Exchange Commission Vs. Trendon T. Shavers and Bitcoin Savings and Trust, 2013).

Desde entonces, no hay seguridad jurídica clara sobre la naturaleza de las criptomonedas. Su regulación ha tenido poco avance y los pronunciamientos por parte de entidades gubernamentales, son ambiguas. Colombia, no ha sido la excepción, no hay una regulación expresa sobre la materia y los conceptos emitidos se prestan para malas interpretaciones.

Marco regulatorio nacional

La Superintendencia Financiera de Colombia fue la primera entidad en pronunciarse, a través de la Carta Circular 29 de 2014, en donde se especificó que las monedas virtuales no se encuentran reguladas por la ley, ni sujetas al control, vigilancia o inspección de la Superintendencia, razón por la cual implican riesgos e inexistencia de mecanismos para obligar al cumplimiento de las transacciones pactadas. Las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera, tienen prohibido custodiar, invertir o intermediar con monedas digitales (Concepto 2014027011-001, 2014).

El Banco de la República, en Concepto No. 20348 de 2016, indicó que el único medio de pago de curso legal en el país, es el peso colombiano. Las criptomonedas son un activo que no puede ser considerado una divisa, debido a que no cuenta con el respaldo de los bancos centrales de otros países, por lo que no se puede utilizar para el pago de las operaciones del régimen cambiario (Concepto No. 20348, 2016).

De acuerdo a lo anterior, pese a que las criptomonedas no tienen una naturaleza definida en el régimen legal colombiano, su uso no se encuentra estrictamente prohibido. Las personas naturales o jurídicas pueden utilizar este recurso como medio de negociación, en sus actividades, siempre que su objeto social no este ligado a la vigilancia de la Superfinanciera.

Ahora, en cuanto aspectos tributarios, la Dirección de Impuestos y Aduana Nacionales (DIAN) en el Concepto No. 20436 de 2017, indicó que la actividad de minería se encuentra gravada a través de renta, toda vez que implica una inversión tanto en equipos como en energía eléctrica, permitiendo la obtención de un bien que supone el registro de una información digital, a la que se le atribuye valor por consenso, entre los participantes de la red, motivo por el cual las ganancias producto de minería, en criptomonedas, deben ser declaradas en renta.

Es menester indicar que la Ley de Financiamiento (Ley 1943 de 2018), estableció que las empresas de economía naranja o involucradas con el desarrollo de industrias de valor agregado tecnológico, y actividades creativas, que cumplan con los requisitos establecidos en el artículo 235-2, cuentan con un incentivo tributario exento de renta por un término de siete años. Por lo que las empresas que desarrollen actividades de minería podrían cobijarse de este beneficio.

En aspectos contables, no ha habido mayor desarrollo en cuanto a la aplicación de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). El Consejo Técnico de la Contaduría Pública en Colombia (CTCP), mediante el Concepto 977 de 2017, manifestó que es claro que las criptomonedas no son efectivo o equivalente a dinero, pero si podrían asimilarse como un comoditie de inventario o un activo financiero como derecho contractual a recibir efectivo.

Proyecto de Ley en curso

En respuesta a la incertidumbre jurídica existente, se presentó el Proyecto de Ley 028 de 2018, que busca definir a las criptomonedas como un activo de carácter virtual, representando un valor registrado, de forma electrónica. Brinda mayor seguridad jurídica, en tanto que reconoce que cualquier persona puede usar monedas virtuales como forma de pago para cualquier tipo de acto jurídico, permitiendo expresamente su uso y comercialización, salvo para las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera.

Pese a la apuesta por alcanzar una regulación legal y así obtener mayor seguridad jurídica sobre el uso de criptomonedas en Colombia, el Proyecto de Ley parece no tener prioridad en la agenda legislativa, puesto que su tránsito procedimental se ha estancado.

Conclusiones

  1. Las criptomonedas no tienen una naturaleza legal definida. Los conceptos de entidades gubernamentales, emitidos hasta el momento, se orientan a verlo como un activo que se usa como medio pago, para la satisfacción de obligaciones contraídas entre las partes de una negociación.
  2. Las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera y que se encuentran sometidas a aspectos del régimen cambiario monetario de Colombia, tienen prohibido custodiar, invertir o intermediar con criptomonedas.
  3. La actividad de minería se encuentra gravada por el impuesto nacional de renta y no hay claridad sobre la forma en la que se deben presentar las criptomonedas en la contabilidad. Las posturas se orientan a verlo como un activo de inventario o un derecho contractual financiero.
  4. El Proyecto de Ley en curso, busca establecer mayor seguridad jurídica y reconocer el uso de criptomonedas, como forma de pago para cualquier tipo de acto jurídico.
Fuentes:

Banco de la República de Colombia. (2016). Concepto No. 20348 del 20 de septiembre de 2016. JDS-20348. Bogotá, D.C.

Caballero, J. (2019). Criptomonedas, blockchain y contratos inteligentes. Universidad Externado de Colombia, Bogota D.C.

Congreso de la República de Colombia. (2018). Proyecto de Ley 028 del 27 de julio de 2018. [Por el cual se regula el uso de las monedas virtuales o criptomonedas, y las formas de transacción con éstas en el territorio de Colombia, y se dictan otras disposiciones]. Bogotá D.C., Colombia.

Consejo Técnico de la Contaduría Pública. (2017). Concepto 977 del 14 de noviembre de 2017 [Criptomonedas]. Radicación 2017-977. Bogotá, D.C., Colombia.

Securities and Exchange Commission Vs. Trendon T. Shavers and Bitcoin Savings and Trust, 4:13-CV-416 (United States District Court for the Eastern District of Texas 08 de junio de 2013).

Superintendencia Financiera de Colombia. (2014). Carta Circular 29 del 26 de marzo de 2014. [Riesgos de las operaciones realizadas con “Monedas Virtuales”]. Bogotá, D.C., Colombia.

Superintendencia Financiera de Colombia. (2014). Concepto 2014027011-001 del 2 de mayo de 2014. [Bitcoin, Moneda Virtual, Riesgos]. Bogotá, D.C., Colombia.